Cátedra Procesamiento de Datos. Versión -4.0
  Inicio | Programa | Teóricos | Prácticos | Saber Más | ¿Quiénes Somos?

Subsecciones

Convenciones
¿Qué es un weblog
Cómo se usa el weblog. Manual del MT
Enlace externo Enlace externo
Abre el enlace en un popup Abre el enlace en un popup
Enviar un mail Enviar un mail
   

Buscador


Sitios Favoritos Enlace externo

Archivo

El Libro
Alejandro Piscitelli
ISBN: 8497840607
Gedisa - 2005
 
InternetPiscitelli10.jpg


powered.gif
Estás en: Inicio > Las Clases > 4. Marshall McLuhan y Las leyes de los medios
4. Marshall McLuhan y Las leyes de los medios
20.04.2004

mcluhan7a.jpg

1. Las "insuficiencias" de lo pre-científico

En una obra- que apareció 8 años después de la muerte de Marshall McLuhan en 1988 -y que fuera traducida al castellano en 1990 por la fabulosa colección mexicana Los Noventa, del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes en co-edicion con Alianza de México bajo el titulo de Leyes de los Medios. La nueva ciencia, en jugosas tiradas de 10.000 ejemplares y a precios irrisorios- McLuhan desde la ultratumba volvió a sorprendernos.

Todo empezó antes de que el profeta muriera y que junto con su hijo y discípulo Eric iniciaran una sustancial revisión de Comprendiendo los Medios (CM) abriendo unos 30 expedientes para actualizar y poner la obra, originalmente publicada en el año 62 a la altura de los ´80 que despuntaban.

Así aparecieron nuevas referencias e intuiciones atinadas acerca de las computadoras, la filmacion en video y la televisión por cable ausente en la primera edición. Mientras incluyeron, asimismo, todas las criticas que había recibido la CM que eran de dos tipos o bien factico-displicentes o bien manifestaban frustración y en definitiva descalificaban la obra del vate tildándola de pre-cientifica.

Lo que parecia una discusión de estilo se tradujo en el caso de McLuhan y de otros impenitentes que vemos aparecer varias veces a lo largo de nuestras excursiones conceptuales en una cuestión de estilo... epistemologico. Lo que se le cuestionaba a McLuhan no es muy distinto -aunque el arco de la epistemología que nocupan aparezca en otras latitudes- que lo siempre se le cuestiono a Michel Foucault, a Francisco Varela a Fernando Flores a Ludwig von Bertalanffy, a Gregory Bateson y a Thomas S.Kuhn, y a muchos otros pensadores que seguramente Horacio Gonzalez y Tomas Abraham no dudarían en coleccionar bajo el paraguas de los pensadores bajos, discolos, bulimicos o mas seguramente apostatas.

Y no casualmente en todos estos casos cada uno de ellos -incluyendo obviamente a McLuhan- recogieron el guante y elaboraron junto a su casuistica genial, su recorte del campo legendario, su prosa provocativa y sus guiñadas incandescentes, una epistemología de nuevo cuño, insensible e irreductible a la bableta académica tradicional.

Porque no solo el estilo -es bien valerianamente el hombre-, sino que en epistemología el estilo es la obra y la posibilidad de mirar con ojos nuevos lo mismo de siempre. Por eso Mc Luhan había elegido los aforismos y la discontinuidad, los párrafos cortos y el encantamiento de lo rispido y de lo discontinuo. La interrupción permanente, el cortocicuito a cambio de la fluidez, la tersura y la comodidad de los argumentos de largo alcance y de arquitectónica belleza.

La escritura de McLuhan provoca e irrita permanentemente. Busca el choque y la alteración, exige una atención extrema y satiriza permanentemente la seguridad del lector obligándolo a no estar de acuerdo.

Curiosamente después de 2 años de peregrinación en vano acerca del Santo Grial de la cientificidad, McLuhan encontró el criterio de demarcación en la dudosa certeza popperiana de que lo científico es lo pasible de refutación (al menos lo hizo en una de las obras mas interesantes del propio Popper cual fue su autobiografía An Active Knowledge).

Apenas topado con este criterio empezó desesperadamente a hacerse la pregunta ¿Qué afirmación se puede hacer acerca de los medios y de las tecnologías de la información que cualquiera pueda poner a prueba -confirmar o refutar-, que es lo que tienen en común todas la TIC's? Que hacen (que resuena con la afirmación de Hannibal Lecter citando a Marco Aurelio en El Silencio de los Inocentes: Primeros Principios, Clarice. Simplicidad. Lee a Marco Aurelio. De cada coa en particular pensa, pregunta: Que es en si misma, cual es su naturaleza?).

2. Un collar de solo cuatro perlas

Para sorpresa de padre e hijo aunque salieron de pesca epistemologica esperando encontrar una docena de esas afirmaciones se toparse con la dura -y para él sorprendente constatacion- de que en realidad no hay decenas de leyes sino solo cuatro, y de que las mismas ya habían sido elaboradas y aplicadas -inconscientemente- en sus propias obras.

Demos dos versiones de las leyes, primero las que el mismo Eric recapitula como genealogía de una búsqueda y después una relectura contemporánea bastante mejorada.

La primera ley que los McLuhan avizoraron fue obviamente la extensión, como el propio subtítulo de Comprendiendo medios. Las extensiones del hombre. 1. Cada tecnología extiende o amplifica algún órgano o facultad del usuario.

Después encontraron el correspondiente cierre. 2 Dado que hay un equilibrio en la sensibilidad, cuando un área de la experiencia se intensifica o eleva otra queda disminuida o embotada. Lo mas llamativo del asunto es que estas dos leyes mas la que le sigue fueron encontradas en una búsqueda de apenas algunas horas, pensando en voz alta y recorriendo desesperadamente la obra ya publicada del gran vate.

Al rato apareció la tercera -tomada esta vez del capitulo "La inversión del medio sobrecalentado" de CM que sostiene que 3. Cada forma, llevada al limite de su potencial, invierte sus características.

Tardaron tres semanas en encontrar otra, muestra ejemplar de la temporalidad errática e incontrolable de los procesos de descubrimiento. Y nuevamente para su beneplácito y sorpresa la ley estaba en estado práctico en otra obra pionera del Santo Patrono. Se trataba de Del cliché al arquetipo. La cuarta ley remite a la recuperación. 4. Todo medio se trasciende a si mismo y se convierte en algo distinto.

Al principio parecía que la recuperación entrañaba todo lo que formara el contenido de la forma nueva. Pero la cosa daba para mucho mas.

Mientras siguieron incansablemente buscando una quinta ley, aunque no la encontraron pero en cambio descubrieron una armonía interna entre las cuatro leyes y una relación intima entre las leyes y la metáfora.

Para sorpresa de muchos las cuatro leyes tuvieron implicancias en los ámbitos mas diversos, desde los remedios para el cáncer hasta los negocios en la web (prueba de esto ultimo y clave para nosotros es la reciente obra de Mark Federman y Derrick de Kerckhove McLuhan for managers. New tools for new thinkingViking Canada, 2003).

Según Eric este descubrimiento es sublime. Mas allá de tanto autobombo hay algo muy serio en todo esto -aunque puede ser motivo indistinto o de alegría o de desinterés- a saber que las locuciones son procedimientos (extensiones), de modo que los medios de información, las TIC's en sentido genérico no son como palabras sino que en realidad son palabras y los McLuhan habrían dado con la clave de su estructura verbal.

Lamentablemente McLuhan padre murió a a fines del año 80 y el detallado recorrido que pensaba hacer- buscando la filiación de su obra en Vico y de Bacon- solo quedo plasmado en su recuperación por parte de su hijo Eric -amanuense portador de apellido, con todo respeto- a años luz de la sagacidad y de la brillantez del padre.

Sin embargo cuando se quiere reconstruir esta historia no esta de mas mencionar que cada vez que McLuhan padre quería corroborar sus intuiciones abría el Finnegan's Wake de James Joyce y cual I Ching recorría 3 o 4 paginas para descubrir entre sorprendido y subyugado que el genial irlandés ya había estado allí.

3. Un libro multifacetado: radio, birome y mas allá

Joyce literalmente voló en estilo donde Vico y el resto de nosotros no puede hacer mas que caminar o saltar aunque McLuhan haya arrimado el bochín. Finalmente el libro que quedo en nuestras manos tiene múltiples estilos.

El primer capitulo es caleidoscopico porque el material es comprimido y el tema es un equilibrio complejo. El segundo es airoso, el tercero esta cerca la narrativa, el cuarto avanza hacia la poesía donde las tetradas están en una especie de estrofas rodeadas de glosas. Se trata de un mosaico de enfoques sobre un solo tema. Ojalá muchos otros libros siguieran la respiración de este y su fractalidad, aunque lamentablemente la pluma briosa y única del Padre haya debido recurrir a la cansina y académica del hijo para volverse escrito en nuestro cuerpo.

Pero ¿en que consistían las benditas leyes en su versión inicial? Ah si perdón aquí van. 1) ¿Qué aumenta o amplifica en la cultura? 2) ¿Qué vuelve obsoleto o a que le quita prominencia?, 3) ¿Qué recupera del pasado, del terreno de lo previamente obsoleto?, 4) ¿Qué invierte del medio o en que se convierte cuando llega a los limites de su potencia? (Excelente análisis de mas de 30 comentarios bibliográficos sobre el libro de los McLuhan por Francesco Guardiani Reviewing the reviews: laws of media and the critics).

Usemos como ejemplo a la radio que aumentó la comunicación oral a través de la distancia, volvió obsoletos aspectos de la comunicación impresa como el diario, recuperó algo de la preeminencia de la comunicación oral en las sociedades preletradas, y terminó convertida en la irradiación de sonidos e imágenes (la TV). Las preguntas obligadas que deberemos seguramente hacernos ahora son: ¿en que revertirá la TV?, ¿la Internet es reversión?, ¿como sigue la película? Antes de avanzar en esa dirección hay que trabajar un poco mas

Podemos entonces reformular las leyes de los medios un poco mas precisamente, y al mismo tiempo avanzar sobre las formulaciones originales de los McLuhan. En este caso las preguntas se verán así.

¿Que es lo que el artefacto aumenta, intensifica o hace posible o acelera? Como sus inventores lo supusieron la pregunta puede aplicarse a cualquier innovación, es mas a cualquier meme. Trátese del tacho de basura, de una pintura, de un vapor, del cierre relámpago (como bien lo muestra Henry Petrovsky en "The evolution of useful things"). Pero también valen para Euclides o para las leyes de la física. La pregunta vale para cualquier palabra o frase en cualquier idioma conocido.

Si cualquier aspecto de la situación se aumenta o amplifica, simultáneamente la vieja condición o situación no amplificada es ipso facto desplazada. ¿Qué es lo que el nuevo "órgano" arrincona o vuelve obsoleto?

La tercera ley se pregunta ¿Qué recurrencia o recuperación de acciones y servicios anteriores es simultáneamente reingresada por la nueva forma? ¿Qué trasfondo antiguo, previamente obsoleto vuelve y se pliega en la nueva forma?

En cuanto a la cuarta ley esta encarna en la pregunta ¿cuando la nueva forma es empujada hasta los limites de su potencial, tenderá a invertir lo que fueron sus características originales? ¿Cual es el potencial reversor de la nueva forma?

Las cuatro proposiciones operan permanentemente en todos los medios, viejos o nuevos, inventados o por inventar. Extensión. Caducidad. Recuperación. Reversión.

Uno de los hallazgos de los McLuhan es haber detectado que todos los efectos están siempre presentes reflejando sistémicamente la naturaleza de los efectos de un medium.

Es posible aplicar este análisis a objetos cotidianos sumamente conocidos y muy estratégicos en la historia de la reproducción memetica. Trátese de una lapicera (o birome), de la fotocopiadora y muy especialmente de la computadora. Recorramos este fascinante espinel un objeto a la vez.

La birome o pluma fuente con su reservorio autocontenido de tinta EXTIENDE el tiempo de escritura continua, eliminando -VOLVIENDO OBSOLETA- la necesidad de mojar la pluma en la tinta. El Mensaje del medio es que, el cambio que hace posible tal capacidad nueva, es la habilidad de EXTENDER la expresión del pensamiento continuo, sin pausas.

Sin embargo cuando tal capacidad se EXTIENDE mas alla de un limite razonable, la libertad de expresión REVIERTE en la verborragia, en el agarrotamiento de la mano. Algo que dejo atrás la CADUCIDAD de la recarga permanente de tinta. Justamente por no tener que mojar permanentemente la pluma, las pausas a las que obligaba la OBSOLESCENTE pluma anula las periódicas interrupciones en el flujo de pensamiento que promovían la contemplación y la reflexión mental. Así inesperadamente la birome RECUPERA un aspecto de la escritura en arcilla.

Dada su portabilidad y longevidad, la birome VUELVE OBSOLETA la necesidad de recurrir a la memoria permitiendo un registro preciso e indeleble de los hechos. Esta precisión RECUPERA la noción de los escribas. La tetrada así obtenida no tiene ningún orden preciso de lectura o recorrido. Ya que cualquiera de los elementos consignados puede actuar como disparador o catalizador de mayores y mejores análisis.

Aquí McLuhan está en su salsa mejor que nunca. Por cuanto no existe una arquitectura ordenada que aherroje el análisis o una preceptiva estructuralista que lo condene a un formato organizado y único. No existe ninguna progresión lineal de un aspecto al otro. Antes bien, la conciencia, la percepción y la intuición entran en foco a medida que navegamos, establecemos conexiones y reconocemos las pautas que conectan.

4. Las leyes de los medios reproductivos como la fotocopiadora y la computadora

Para recapturar la riqueza del análisis reiteremos el recorrido de las tetradas aplicándolo esta vez a la fotocopiadora (sin olvidar que la web es la potenciacion al infinito del meme Xerox).

La fotocopiadora EXTIENDE la capacidad de la pluma, el proceso de duplicación, la comunicación de ideas escritas, la autopublicacion y la libertad de expresión y la libertad de prensa.

Al mismo tiempo la fotocopiadora REVIERTE y hace posible el plagio, la infracción del copyright, la publicación de pavadas, la propaganda y la distribución de material cuestionable/cuestionado. También el control de la agenda, al fijar, imprimir y distribuir la agenda en forma anticipada.

Por otra parte la fotocopiadora RECUPERA los tipos móviles de Gutenberg, las funciones y los alcances de la prensa underground e independiente, así como la estratégica participación multipartita en eventos a través de la recepción de copias por adelantado.

Por último la fotocopiadora VUELVE CADUCOS los medios anteriores de copiado, desde el papel carbónico, a la copia manuscrita, el control editorial y sobretodo y fundamentalmente la censura.

Si bien el trabajo en cuadrantes permite exquisitos análisis y un curioso y rico recorrido de la pauta que conecta, no olvidemos que lo central es que el uso de las cuatro leyes dispara estos recorridos potencialmente creativos y permite entender y anticipar efectos aun invisibles de nuestro entorno metafórico.

Porque lo mas interesante es que nosotros somos el contexto -el entorno- en el cual los Medios actúan y generan cambios. Al analizar los efectos de los varios Medios en el contexto apropiado, empezamos a ganar la capacidad de entender explícitamente como podemos reaccionar al medio, los modos en los cuales puede cambiar y como éste u otros medios podrían evolucionar. El análisis se vuelve todavía mas interesante cuando aplicamos las tétradas a la computadora.

La idea de los circuitos eléctricos como extensión del sistema nervioso central es una intuición que McLuhan ya pre-anunció en 1967. Y en la misma adviene ya la primer extensión metafórica de la computadora al EXTENDER a nuestro propio SNC. Pero lo que es extendido no es el cerebro sino la red interna de nuestras comunicaciones (en un sentido muy afín a la descripción de Francisco Varela y Humberto Maturana del Sistema Nervioso como una red cerrada).

Al acelerar o EXTENDER la recuperación de la información del almacenamiento electrónico y magnético, las computadoras VUELVE CADUCA la necesidad de la publicación de materiales impresos y los propios edificios que los almacenan.

Hay que andar con cuidado en estos cenagosos terrenos empero. Por cuanto la sospecha de que la memoria computacional seria perfecta y VOLVERIA CADUCA a la humana confunde todo (como el viejo adagio de que si lo que entra es basura, lo que sale es basura, documenta impiadosamente).

Cuando la confianza en la autoridad electrónica se EXTIENDE mas alla de un grado razonable somos víctimas de los rumores falsos y de la desinformacion.

Mientras tanto la computadora recupera la sabiduría de los ancianos (al poner en cuestión la autonomía interpretativa de la maquina), así como el anhelo por un tipo de memoria o de recuperación de los datos que sea total, completo y adecuado -algo que no existe hoy y probablemente nunca aunque el personaje Vox de la ultima versión de la Maquina del tiempo con Guy Pearce dirigida por Simon Wells aspire a ello).

En un momento de lucidez extrema McLuhan planteo que mas alla de extender o traducir nuestro SNC a la tecnología electromagnética podríamos imaginar la transferencia de nuestra conciencia al mundo computacional.

La interpretación mas reduccionista de la idea remite a las fantasías de ciencia -ficción que nos obsesionan desde Tron hasta Juegos de Guerra. Mas acotadamente podríamos imaginar espacios virtuales donde interactuen nuestros avatares hasta llegar al ciberespacio de William Gibson o de los hermanos Warchofsky en Matrix. Pero siendo menos ambiciosos (o mas cínicos o cáusticos) podemos dar por realizada la profecía de McLuhan en la Internet del 2004.

5. Las tétradas indistintamente heurística y taxonomía

Para poder percibir estas sutilezas debemos recordar una y otra vez la mecánica de funcionamiento de las tetradas y como son a la vez una heurística y una taxonomía, una forma de descubrir y una forma de acumular intuiciones, información y perspectivas.

Las tetradas no funcionan secuencialmente. No se trata de que un medio primero EXTIENDA, después REVIERTA, después HAGA CADUCAR y finalmente RECUPERE. En los hechos todo pasa al mismo tiempo y el recorte como siempre lo pone el observador.

En el mismo momento en que el medio EXTIENDE alguna capacidad, simultáneamente obsolesce alguna forma mas antigua o medio. Al mismo tiempo que recupera un fondo previamente CADUCO si el Medio es EXTENDIDO demasiado, REVIERTE a otra forma complementaria que puede ser deseable, indeseable o neutral respecto de los que nos gustaría o imaginamos como ventajoso (¿para quien?, ¿cuando?, ¿como?).

Todo esto ocurre porque no hay nada mas móvil que un medio. En el mismo momento en que reaccionamos a los cambios causados por el medio y somos cambiados por su mensaje no podemos sino modificar nuestra percepción del mismo. Y lo mismo vale para los modos como juzgamos los mensajes que irradia.

Cada uno de estos cambios muchas veces imperceptibles cambian el fondo y por lo tanto el contexto en el que trabajamos en el Medio y la forma como lo entendemos. Es por ello que el medio no puede ser considerado basicamente sino como una figura respecto de fondos específicos en cada momento del análisis y de la historia.

Así las cosas hay potencialmente un numero infinito de tetradas para cada medio en cada momento histórico. Hagamos el análisis que hagamos, (contentos como que estemos o no tanto de nuestras capacidades de descubrimiento o analíticas) de nuestra capacidad de enumerar propiedades de las tetradas, no bien cerramos el listado la pregunta que se impone es.... ¿Y que cambiara esto?

6. Las tétradas de/en Internet. Internet intensifica, se recupera, se invierte en, hace caducar

A nivel tecnológico Internet intensifica los flujos de información no-territoriales: vuelve obsoleta las cartas, las revistas, eventualmente a la TV y probablemente -especialmente en esta época de hegemonía terrorista- a los viajes aéreos; recupera la información textual y se convierte en multimedios en tiempo real verdaderamente interactivos.

A nivel social Internet intensifica la erosión de los límites (tanto como la migración y el fortalecimiento de las entidades políticas supra-nacionales); vuelve obsoletas las esferas nacionales públicas; recupera los niveles sub-nacionales de integración social, y se convierte en mundos -aunque no territorialmente limitados- locales.

A nivel cultural Internet intensifica el reemplazo de las estructuras lógicas y lineales por configuraciones paradigmáticas, no-lineales -en la mejor tradición de los Mindscapes de Magoroh Maruyama- y como tal es congruente con las rave y otras expresiones de la cultura tecno; vuelve obsoleto el modelo sintagmático de las culturas lineales, centradas en la tradición, el pasado, la coherencia interna y las auto-limitaciones, recupera al hombre pre-tipográfico, al intelecto liberado de las estrecheces del libro y se convierte en una forma holista, no-lineal y meta-cientifica de la racionalidad .

McLuhan fue un adelantado sin que nadie lo supiera o se lo pidiera. Su medio privilegiado hubiese sido Internet pero estaba encorsetado por el papel y la tradición académica. McLuhan sufrió de una inmensa incomprensión y la mejor forma de ignorarlo fue tomando sus principios, entre ellos el mas conocido de todos El medio es el mensaje aplanándolo indebidamente, y reduciéndolo a una trivialidad.

Porque si fue un gran mérito del Santo Patrono reconocer -siguiendo en esto a su maestro canadiense Harold Innis así como a otros integrantes de la escuela de Toronto (ver teórico nº 5)- que el mundo cambió una y muchas veces a medida que fue siendo víctima de la inoculación de nuevas formas mediáticas: hablando por teléfono, escuchando radio, mirando televisión, conectándose a la web, mas que por el contenido mismo transmitido. No es menos cierto que -contrariamente a las lectuars superficiales de McLuhan- el contenido importó e importa (y cuanto) siempre .

El medio no puede ser el mensaje porque no hay medio sin mensaje. Ni siquiera la luz eléctrica es un medio puro, porque la luz eléctrica brilla para mostrarnos algo, o para dejar alguna otra cosa en la oscuridad, pero siempre es para nosotros, nunca algo en si mismo.

La luz es relevante porque hace que algo se luzca. La electricidad importa porque nos importa distinguir ciertas cosas mas que otras, porque nos interesa distinguir en la oscuridad y porque necesitamos el medio para ver los mensajes, pero no al medio en si.

Una televisión sin programas no sería medio alguno. Lo mismo pasaría con una computadora, que directamente ni siquiera empezaría a funcionar desprovista del contenido que son sus programas. De hecho muchas computadoras murieron porque fueron incapaces, por limitaciones de software o de hardware, de reciclarse en la frecuencia interneteana. El contenido es esencial a la medialidad.

Hay otro aporte decisivo de Internet que nos ayuda a entender como el contenido del medio permite entender a los medios. Si McLuhan insistió tanto en separar a los medios de su contenido era porque se habían vuelto invisibles. Por ello no hay nada mejor para retornar a la opacidad del medio en su status nascendi, que revisitarlo una vez que ya apareció el que le sigue.

Porque los medios se vuelven mas visibles y atractivos como objetos de estudio cuando son superados por otros medios mas nuevos , y se convierten en su contenido. Gracias a su formación literaria y en poética inglesa, McLuhan se dio cuenta al inicio de sus investigaciones que la estructura narrativa de la novela se había vuelto materia de discusión publica cuando fue reapropiada por el cine que tomó esa estructura como su contenido.

La novedad Interneteana por excelencia es que las leyes de McLuhan se aplican a rajatabla al nuevo medio. Todo el contenido previo atado a los viejos medios ha sido liberado por Internet que los ha convertido en su contenido.

Internet entre su creación en 1969 y su reconversión a la web en 1991/3 fue exclusivamente textual. Pronto incorporó sonidos e imágenes a su repertorio. Después vinieron las animaciones, pero ya a mediados de los años '90 se había deglutido al teléfono (gracias a la Voz sobre IP), a la radio (gracias a programas como el Real Audio y mas recientemente a la radio digital), y a la televisión (por medio del Real Video y de las tecnologías de streaming).

Las metamorfosis de Internet ayudan mucho a entender los grandes planteamientos de McLuhan acerca de las metamorfosis del espacio. Para él, el alfabeto y la imprenta nos llevaron a ver al mundo como una serie de letras y pedazos discretos de los que podríamos finalmente deshacernos con solo cerrar el libro.

Las páginas iniciales de La Galaxia Gutenberg dedican pasajes imborrables a la perdida de la totalidad e inmersión propias del universo acústico, y a su sustitución progresiva en términos de secuencias de partes, segmentación y del distanciamiento introducido por el alfabeto.

Provocando mas que vehiculizando ninguna certeza McLuhan imaginaba (a los tirones) que la TV estaba recreando el espacio acústico (segunda oralidad), ya que sus pantallas mostraban lo mismo por doquier -llegando al clímax en las Olimpiadas y el Mundial de Fútbol cuando varios miles de millones de personas coinciden en el tiempo mientras se atomizan en el espacio.

Pero había mucho de exacerbación en esa presunción... refrendada empero por Internet y el ciberespacio. Porque es cierto que el espacio computacional está por doquier, aunque a diferencia del televisivo éste antes que imponérsenos nace de nuestra propia voluntad y deseo.

Además -como John Perry Barlow nos viene sugiriendo desde hace mas de una década- estar en el ciberespacio es mucho mas contraintuitivo que estar en la TV (a menos que se sea famoso por 15 minutos o durante toda la vida).

Es verdad que en la web nos desplazamos espacialmente y que tenemos la sensación de estar en distintos lugares (especialmente si navegamos un lugar excéntrico pero atrapante como este) y nos vemos como desplazándonos espacialmente, algo que nunca sucede con la TV. En la web estamos redescubriendo el espacio acústico.

Para que las tesis de McLuhan pudieran ponerse a prueba en serio necesitaban de la emergencia de un nuevo medio. El mejor test para adorar (o desterrar) a McLuhan habría de ser sin lugar a dudas la frontera digital.

8. La inesperada alianza entre web y teléfono

Uno de los rasgos mas interesantes de Internet es como convierte en contenido lo que antes era forma por derecho propio. Habiendo emergido como un medio puramente textual en los 70, habiendo conseguido anexar a mediados de los 90 imágenes y movimiento y sonido, se ha convertido en el multimedio total incluyendo al teléfono, la radio y la televisión.

Aunque recién estamos en los comienzos, de esta nueva torsión, lo mas parecido a la web (y por eso la profusión de chats, mas allá de las videoconferencias y las webcams masivas) es el teléfono. Cuando hablamos por teléfono cada parte o interlocutor es enviada incorpóreamente del otro lado del receptor, y lo mismo sucede -a diferencia de la TV- en Internet por ahora, a pesar de las amenazas de la banda ancha que no se concretarán durante largo rato .

Revisar la obra de entera de McLuhan desde la existencia y las vivencias propias de Internet es mas que saludable. Porque muchas de sus metáforas, que habían sido descalificadas demasiado rápidamente, empezando por la mas célebre de todas, la de que el mundo había devenido una aldea global, adquieren un tono mucho menos autista y geopolíticamente correcto. cuando las leemos desde la perspectiva de los 750 millones de Internautas que existimos en el mundo, cada uno con la posibilidad de expresarse y conectarse a esa enorme cifra de personas.

Porque fue el Santo Patrón quien pronunció un vaticinio, en su momento totalmente desproporcionado, de que las fotocopias estaban convirtiendo a todo autor en un editor. Exagerado porque ninguna fotocopia emulaba a un libro de bolsillo... -antes de que hubiera fotocopias láser, máquinas de edición a medida y a pedido, la propia web como soporte, los e-books como producto y sobretodo librerías digitales, que hicieran las veces de distribuidoras y arrancaran a los manuscritos de manos de los autores desconocidos convirtiéndolos en lluvias de ideas- .

Porque fue la Web, y no obviamente ni la TV ni la fotocopiadora, la que volvió real el sueño de McLuhan. Desde el html al xml, desde los primeros navegadores y los editores de texto a las poderosísimas herramientas de publicación como Dreamweaver y Flash y los lenguajes de programación como el php y el asp fueron progresivamente haciendo carne las intuiciones de McLuhan.

Esto no significa obviamente la muerte del libro sino su mediamorfosis . Pero si significa de algún modo la disolución del poder de los intermediarios (empezando por el imprimatur de las imprentas reales en los siglos XVI a XVIII) pero sobretodo con el poder de los editores e impresores durante los siglos XIX y XX.

Si lo que sigue será el poder de los usuarios, los consumidores o el ciudanos está por verse. pero de todos modo ya nada será igual.

Referencias

McLuhan, Marshall La Galaxia Gutenberg. Génesis del homo typographicus (1962). Barcelona, Círculo de Lectores, 1998.

McLuhan, Marshall La Comprensión de los Medios como las extensiones del hombre (1964). México, Diana, 1973.

Mc Luhan, Marshall y Eric McLuhan Las leyes de los Medios. La Nueva Ciencia. México, Grijalbo, 1990.

McLuhan, Marshall , Carson, David , McLuhan, Eric , Kuhns, William (Editor), Anthology: The Book of the Probes. Gingko Press,2001.

W.Terrence Gordon, Marshall McLuhan, Escape into understanding: a biography. Nueva York, Basic Books,1997.

Publicado por Piscitelli el Abril 20, 2004 10:32 AM | TrackBack
Comentarios

No podre realizar ningun comentario ya que aun no he leido el texto.

Publicado por: Analia Aragone a Abril 24, 2004 02:54 PM

La tecnología muestra sus dos caras:
Publicado por: Mercedes Pérez Cedrés

El avance tecnológico hizo posible prácticas comunicacionales que antaño sólo eran vislumbradas por grandes escritores de Ciencia Ficción. Al mismo tiempo que surgen estos avances van apareciendo prácticas sociales de uso de los mismos ,esos usos sociales son los que les otorgan la categoria de Medio.
Estos nuevos Medios , al igual que todos los MEDIOS a lo largo de la historia nacen con un fín , sin embargo las posibilidades de uso no pueden ser previstas en su totalidad , lo que lleva a que los usuarios los utilicen para tareas para las cuales no fueron pensados.Esta lleva a una Hipertrofia de su finalidad original , pervirtiendo los usos para los cuales fueron creados.

Publicado por: a Abril 27, 2004 12:48 PM

Me cuesta mucho ingresar en el mundo de la lectoescritura en pantalla ya que no me acostumbro a esta nueva forma de proceso de la información y recolección de datos. De todas formas comprendo que esta nueva tecnología me permite un sin fin de conocimientos y acceso a los mismos al que antes no podía acceder.
El efecto de las leyes descubiertas y analizadas por el autor se reconocen aún en la actualidad sin embargo no sé si se pueden comparar con un sistema de comunicación como es internet en la cual la información misma y no sólo el medio se extiende, revierte,recupera y vuelve caduca u obsoleta cierta información. Lo que es noticia acerca de algo deja de serlo a los pocos minutos. Al ser "nosotros el contexto"en el cual los medios actuan, es que pienso de que manera estas leyes actuan directamente en cada uno de nosotros permitiendo así que no terminemos de digerir y reflexionar acerca de todo lo que este medio nos propone como nuevo a cada segundo.

2

Publicado por: andreavillalba a Abril 27, 2004 06:41 PM

Quería ampliar mi comentario sobre las tétradas de Mc Luhan, ejemplificando con un medio en particular.
Con el MSN se extiende la capacidad la comunicación de un determinado conjunto de individuos-en forma privada-que comparten ciertos códigos y características a fines que los engloba en un grupo determinado.
Con el MSN caducan las comunicaciones vía telefónica con dichas amistades. Se pierde la posibilidad de escuchar la voz de ese ser querido que está lejos.
Con el MSN se recupera las funciones de la escritura. Aunque se podría debatir cual es la forma en que uno escribe esos mensajes, que por lo general son cortos, muchas veces no se respetan los signos de puntuación y por las apuradas con las que uno escribe lo hace con faltas de ortografía.
Con el MSN es posible vincularse con amigos que viven en el exterior y comunicarse-a sabiendas de la diferencia horaria-en el aquí y ahora de los interlocutores.

ALEJANDRO GORENSTEIN

Publicado por: ALEJANDRO GORENSTEIN a Mayo 5, 2004 07:24 PM

Quería ampliar mi comentario sobre las tétradas de Mc Luhan, ejemplificando con un medio en particular.
Con el MSN se extiende la capacidad la comunicación de un determinado conjunto de individuos-en forma privada-que comparten ciertos códigos y características a fines que los engloba en un grupo determinado.
Con el MSN caducan las comunicaciones vía telefónica con dichas amistades. Se pierde la posibilidad de escuchar la voz de ese ser querido que está lejos.
Con el MSN se recupera las funciones de la escritura. Aunque se podría debatir cual es la forma en que uno escribe esos mensajes, que por lo general son cortos, muchas veces no se respetan los signos de puntuación y por las apuradas con las que uno escribe lo hace con faltas de ortografía.
Con el MSN es posible vincularse con amigos que viven en el exterior y comunicarse-a sabiendas de la diferencia horaria-en el aquí y ahora de los interlocutores.

ALEJANDRO GORENSTEIN

Publicado por: ALEJANDRO GORENSTEIN a Mayo 5, 2004 07:24 PM

Marshall McLuhan realmente es descomponedor de la sociedad, sabe muy bien que cosas son las que afectan a cada componete de la aldea, y de que manera se peuden manipular para nuestra virtud...

Publicado por: cristobal muñoz a Mayo 20, 2004 01:13 AM

No comparto la idea de que los medios se vuelven más visibles y atractivos cuando son superados por otros más nuevos. Si que como objeto de estudios tendrán más iniciativas de análisis, y muchas cabezas puestas en nuevas interpretaciones. Pero no serán más atractivos que cuando eran novedosos.(mi punto de vista)
Si apruebo y comparto la idea de que por medio de los circuitos eléctricos no se extiende el cerebro, sino que se extiende su red infinita de comunicaciones.
Y para terminar agrego en este comentario la atención que me produjo las tétradas de Mc Luchan, y sus ejemplos con algunos medios.

Publicado por: Eduardo Ale a Junio 3, 2004 04:17 PM

1. Cuando McLuhan dice que en las civilizaciones ágrafas el ojo no se usa en perspectiva sino táctilmente esta marcando uno de los cambios que se produce al pasar de un mundo oral y mágico a otro neutral y visual. Y esto se relaciona con que, cada vez que el hombre desarrolla una extensión material de alguno sus sentidos, al elevar una de ellos, la relación entre los otros sentidos se altera, y nuestro modo de actuar y conocer. Así, el conocimiento del alfabeto le brinda a las personas el poder de enfocar la mirada y captar la totalidad de una imagen de un vistazo. Pero éste hábito no es adquirido por las personas analfabetas, que miran de otra manera, “trozo por trozo”. No tienen un punto de vista separado, se identifican con lo que ven. Las consecuencias que tiene esto en la comprensión de las películas de cine por parte de los pueblos africanos es que éstos no pueden aceptar el papel de consumidores pasivos, característico de un público culto. Es decir, no pueden seguir calladamente un proceso narrativo, sino que quieren participar.
2. Se puede “justificar” que Carl Orff haya prohibido que los niños que ya habían aprendido a leer y escribir estudiasen música en su escuela, desde la hipótesis que sostiene McLuhan: Cada tecnología (como la escritura) extiende o amplifica algún órgano o facultad del usuario, y que al intensificar un área de experiencia, otra queda disminuida. por eso diferencia entre un mundo oral y mágico, del mundo neutral y visual. Según éste músico, entonces, la tendencia visual adquirida, haría perder toda esperanza de desarrollo de las facultades audiotáctiles en la música-
3. McLuhan supone que no es posible una teoría de las mutaciones culturales si conocer las alteraciones de las proporciones en los sentidos porque, el hombre, al extender uno de sus sentidos con la creación de una tecnología, altera el funcionamiento del resto de los sentidos. Los anestesia. Entonces, con cada tecnología que crea el hombre, modifica su forma de actuar, pensar, mirar.

Jimena Gomar

Publicado por: Jimena Gomar a Junio 6, 2004 07:59 PM
Haga un comentario