Cátedra Procesamiento de Datos.
  Inicio | Programa | Teóricos | Prácticos | Saber Más | ¿Quiénes Somos?

Subsecciones

Convenciones
¿Qué es un weblog
Cómo se usa el weblog. Manual del MT
Enlace externo Enlace externo
Abre el enlace en un popup Abre el enlace en un popup
Enviar un mail Enviar un mail
   

Buscador


Sitios Favoritos Enlace externo

Archivo

El Libro
Alejandro Piscitelli
ISBN: 8497840607
Gedisa - 2005
 
InternetPiscitelli10.jpg


powered.gif
Estás en: Inicio > Institucional > Esto no es una clase. Esto no es una universidad
Esto no es una clase. Esto no es una universidad
10.05.2006


La crisis no como excepción sino como norma

Que la universidad argentina esta en crisis no es ninguna novedad. Desde que entré en ella en 1967 ese ha sido su estado permanente. Pero hay crisis y crisis, y hay viajes de ida y hay viajes de vuelta. Sin que nadie cuestione que la década de oro de la universidad argentina fue la que tuvo lugar desde 1958 a 1966, y que terminó con la noche de los bastones largos, sobre todos los otros periodos, anteriores y posteriores hay opiniones divididas y posturas enfrentadas.

Para muchos la Universidad de 1967 a 1973 fue la de la resistencia y la de la reinvencion, pero no solo ya de la universidad sino del país entero.

Para otros lo que ocurrió de 1973 a 1976 fue la radicalización y el exceso, pero también el mas alto compromiso con la realidad y con las luchas sociales de la historia universitaria, claro está al precio de pasiones incendiarias desatadas y de un encapsulamiento progresivo que terminá en la terrible intervención de Ottalagano en 1974. y finalmente con su vaciamiento y su reconversión en un templo y en una tumba, durante los larguisimos años del genocidio desatado por el Proceso.

La universidad del 1984 a 1989 fue la de las esperanzas infinitas y la de la reconstrucción de casi todo que terminó cuando se inicio el menemismo y cuyando fyue vacuiada desde adentro por los16 nefastos años del shuberoffismo.

Podríamos multiplicar las periodizaciones, asociarlas mas o menos libremente a los regímenes políticos y a los períodos presidenciales, y siempre tendríamos lecturas alternativas y visiones muy cruzadas y opuestas del buen o mal funcionamiento de la universidad, de la continuidad o no de sus legados institucionales, de su carácter critico o apegado a tal o cual sector político.

Lo cierto es que han pasado ya 40 años exactos desde el golpe de Onganía y 22 años desde la recuperación democrática de la universidad.

A mal final no hay buen principio

Y para quienes hayan tenido la suerte, o la desgracia de haber vivido como protagonistas, al principio como alumnos, después como docentes, esta larguisima vida universitaria, donde estamos y como hemos llegado a este punto no es precisamente algo que nos llene de orgullo y mucho menos que condiga con lo que nosotros creemos que debe, y puede ser una universidad.

En particular nuestra Universidad de Buenos Aires, y mas precisamente una Facultad, la de Ciencias Sociales, que nos adoptó (después de todo somos egresados de la Facultad de Filosofía y Letras) a partir de 1988 -mi paso como docente de Filo fue mas que corto, apenas duro desde principios de 1973 hasta fines de 1974 y en rigor de verdad correspondió al Ciclo Básico de ese entonces, cuyo Tríptico incluía una materia de Metodología y Epistemología.

No es este el lugar para iniciar una detallada discusión de que nos ha pasado para llegar a esta situación de crisis institucional profunda, de deterioro no menos grande del proyecto pedagógico universitario, y de dudas cada mas crecientes acerca del agotamiento final de este modelo y nuestra perplejidad acerca de cual debería sustituirlo.

Que podamos funcionar en medio de la penuria financiera, económica e infraestructural en la que estamos sumidos, es una incógnita que asombra y maravilla en otros lugares del mundo. Pero contentarse con tamaña anomalía no mejora la situación.

En estos días en particular, los sucesos que están dándose alrededor de la frustrada elección del nuevo rector, están generando una cadena de acontecimientos que nos implican como docentes alumnos.

Grupúsculos omnipotentes

Es tan inverosímil que un grupúsculo de 300 alumnos paralicen la vida de una institución conformada por 300.000 alumnos y 30.000 docentes, como que una patota de no docentes alineados con los sectores mas retrógrados del sindicalismo se erijan en garantes de la institucionalidad a golpes de puños y amenazas. Algo esta muy podrido en Dinamarca, para que cosas como estan pasen sin pena ni gloria, sin sanciones ni propuestas alternativas.

La semana pasada en particular no pudimos dar el teórico por cuanto la clase había sido silenciada mediante un candado que impedía su uso.

Hemos padecido previamente paros de todo tipo, en alguna ocasiones los hemos cumplido y en otras adherido a ellos pero dando clase. Pero la curiosidad de un aula sellada con un candado y la obligación de dictar la clase en el pasillo supera nuestra capacidad de previsión y análisis.

Afortunadamente ha quedado testimonio de dicha clase mas que bizarra, acudiendo a los modernos medios audiovisuales que queríamos utilizar para dictar la clase, y que finalmente se convirtieron en testimonio de su imposibilidad.

Esto no es una clase. Esto no es una universidad

Magritte decía "Esto no es una pipa" al tiempo que adosaba el epígrafe a la pintura de una pipa. Nosotros decimos esto no es una clase al tiempo que tratamos de dictarla y por suerte pudimos documentarla.

Como docentes egresados de la UBA, comprometidos con una realidad difícil y controvertible, pero que es la nuestra, seguiremos intentando convertir a la Universidad y en particular a nuestra materia dentro de nuestra facultad adoptiva, en un foco de discusión intelectual, de diseminación de ideas, de generación de una alfabetización critica a la altura de los tiempos.

Preferentemente dentro de la clase, ocasionalmente en el pasillo si hace falta. Utilizando locutorios porque la Facultad no brinda los mínimos estandares de uso necesarios para una alfabetización digital. Poniendo nuestros recursos y nuestras habilidades, que la facultad nos dio y viviendo nuestra docencia como carga publica, por lo mucho que le debemos al Estado y a la Universidad libre y gratuita.

Continuara

Aquí tienen el testimonio de las vicisitudes universitarias de la semana pasada.

Excelente perfil de la crisis actual a cargo de Claudia Hilb, docente de esta Facultad.

Publicado por Piscitelli el Mayo 10, 2006 09:54 PM
Comentarios

Igualar a los grupúculos omnipotentes con la mafia universitaria es una simplificaicón ridicula y muy alejada de la realidad.

En primer lugar esos 300 (omnipotentes?), son parte de la Fuba cuya conducción es elegida democráticamente por el alumnado. Es esa misma democracia de la que carece el sistema de elección del rector por la que lucha la Federación Universitaria.

Los conflictos universitarios son parte de una lucha: la lucha de los que quieren que la Uba sea cada vez más parecida a la UCA o a la UP con un poco más de prestigio y un poco más barata y los que queremos que la Uba sea una usina de pensamiento crítico y que vaya de la mano de la sociedad que la sostiene.

Necesariamente la crisis se tiene que meter en la facultad porque sino esta sería una cosa aislada del mundo. No es posible que la lucha por el salario quede aislada de la UBA porque estamos dentro del país.

Saludos


Ariel

Publicado por: Ariel a Mayo 11, 2006 04:18 AM

Me parece que lo que hay que poner en cuestion es que intenciones persiguen esos 300.
Y mi profunda y terrible convicción es que a ninguno de esos dirigentes (alumnos y no docentes) le importa en realidad la universidad.
No estan peleando por una universidad para "los trabajadores".
No estan peleando porque Alterini fue funcionario de la dictadura y no debe ser ni rector ni nada en la universidad.
No les importa ni el prestigio de la universidad ni mucho menos la función social que esta deberia cumplir en lugar de mirarse el ombligo.
Estan haciendo su entrenamiento para entrar en la filas de la politica nacional.
Nada mas, ni nada menos, que eso

Publicado por: Julieta Bulla a Mayo 12, 2006 01:33 AM

Agrego:
No es que este mal en si entrenarse para la politica nacional. El problema es que se continua con el mismo modelo: politica como lucha y gestion de este Poder, de este Estado, de este Modelo.
Nada, o casi nada, de lo que a salido de este modelo, de estas formas ha sido bueno. Y la verdad es que no veo porque eso habria de variar si no ha variado en la historia mundial desde el capitalismo pre industrial, para no irnos mas atras.
Modelos de control o de libertad. Multitudes controladas o liberadas. Inteligentes...sí. Adormecidas o activas. Participantes o quietas. Conocimiento prisionero o autoorganizado
La verdad es que sentipienso que estan peleando por el puesto. No por la igualdad de horizontes de expectativas.
Y es frustrante asomarse a la politica (universitaria o nacional) y encontrarse siempre con la misma cosa chiquita. Siempre con un horizontito

Publicado por: Julieta Bulla a Mayo 12, 2006 02:18 AM

No estoy de acuerdo, Julieta. Por un lado, supongo que hablas con algo de desconocimiento (mi inocencia puede alcanzar niveles importantes y preocupantes, pero no alcanza a hacerme creer que ninguno de los 300 ó 500 que impidieron la asamblea tiene intereses que son bastante más perversos que los que dice defender; no obstante, te aseguro que conozco a varios compañeros que le fueron a poner el cuerpo a una lucha que creen justa, necesaria e inaplazable).
Por otra parte, me pregunto cuál será la facultad de Ciencias Sociales que quieren los que se preocupan por que los estudiantes (no, no son los estudiantes, para ellos son un grupúsculo) “paralizan” las actividades, al mismo tiempo que reconocen que la Universidad está en situación de abandono, que el presupuesto no alcanza para garantizar condiciones dignas de cursada, y que parte importante de la responsabilidad de la situación actual se la lleva el shuberoffismo: el mismo sector que ahora quiere imponer a Alterini. ¿No nos basta con lo que ya hicieron? ¿Hay que esperar a cursar en la calle, o en medio de una lluvia de pedazos de cielorraso para movilizarse o impedir que asuman? Y en todo caso: ¿es excelencia académica un estudiantado de ciencias sociales que observe pasivamente lo que sucede a su alrededor?
Esto me lleva a plantear lo siguiente: yo no estoy de acuerdo con 2 de los 3 comentarios que preceden al mío, ni tampoco con el artículo principal. Podría agarrar el monitor y tirarlo por la ventana, o mucho mejor, contactar a un especialista en programación para que cambie los contenidos de la página. En cambio, opto por la discusión: en esta facultad, hoy en día, eso es casi un privilegio. ¿O es que alguno de nosotros puede sentarse a discutir los proyectos en la Asamblea Universitaria?
Por último: la facultad sólo fue paralizada por decisión de la dirigencia de Apuba (medida que tuvo fuerte acatamiento, hay que reconocer), no por los estudiantes: sin Asamblea y sin Alterini hubo clases en la facultad; cuando las aulas aparecieron con candado, no.
Gracias.

Publicado por: Pablo a Mayo 12, 2006 02:19 PM

Cada vez me indigno más cuando leo la frase: "Es tan inverosímil que un grupúsculo de 300 alumnos ... ".

Ayer hubo congreso de la FUBA y se eligieron nuevas autoridades. La presidencia quedó en manos de los mismos partidos. Le cuento al autor del post inicial que ese congreso está regido por un estatuto, siguiendo todas las leyes de la "democracia".


"Si la vida que vivimos no es digna, la dignidad es luchar por cambiarla." Consigna del MAyo Francés.


Saludos

Publicado por: Ariel a Mayo 14, 2006 06:35 AM

Sobre la representatividad de la FUBA hay mucho que decir. Sobre como viven los alumnos esa representatividad, alcanza y sobra con ver con los no dialogos en las intervencioens en las clases de esos representantes con sus representados. Pero aquí no estamos discutiendo el cumplimiento o no de los mecanismos formales democraticos dentro de las elecciones de la FUBA, sino la particular forma en que la FUBA ha decidido que los reglamentos de la UBA para elegir Rector no lo son. Y aqui me parece que discutir es vano.

Publicado por: Piscitelli a Mayo 14, 2006 12:38 PM

No estoy de acuerdo con el artículo del Dr. Piscitelli en tantos aspectos que pasaré a numuerar:1)lo de la noche de los bastones largos había empezado antes,ya Frondizi intentó privatizar y hasta el día de hoy que los intentos de privatización vuelven permanentemente.El peronismo le entregó la universidad a la iglesia católica( institución privada, de hecho);la dictadura obviamente violó la autonomía de la uba que había conquistado la reforma y hasta Alfonsín, que se suponía "progre", hizo entrar a la policía a ciudad universitaria, etc.
La ocupación estudiantil ( y digo "estudiantil" porque yo particularmente a la de medicina no pude ir, pero he ido a otras y no pertenesco ni a la fuba ni a ningún "grupúsculo de omnipotentes", por cierto: me parece que el nivel académico de la uba, si se llega a la instancia de que un docente llame de esa manera a los que luchan por cambiar las cosas, está tan en declive como en las peores épocas - además conozco a muchos compañeros que no militan en ningún lado particular y fueron), decía que me parece legítima la ocupación estudiantil, que son tomas super pacíficas. Si lo que tanta preocupación causa es poder dar una clase teórica, esta crisis - como dice piscitelli- tiene para rato y cierro recordando que parte de lo que planteaba la reforma del 18 se logró , parte no.Los que hicieron la reforma de 1918 tenían un punto de vista mucho más radicalizado de lo que cuenta la versión liberal, donde los jovenes del 18 solo planteanban una vision laica ,un poquito más de democracia y punto. Todos los manifiestos de la reforma eran antiimperialistas, se planteaba la solidaridad de la lucha guerrillera con Sandino, se planteaba la solidaridad con los obreros anarquistas Saco y Vancetti, en EEUU. Cuestionaron el doctorado, no solo como institución , (puesto que si no sos doctor los títulos de grado no sirven), planteaban la unidad obrero-estudiantil,ETC.
Hoy en día los que se dicen herederos de la reforma son los primeros que tratan de impedir la participacion estudiantil,muchas cosas no se lograron pero las que sí, fueron gracias y por vía de la lucha de esos estudiantes que con métodos mucho más radicalizados(la rebelión de Córdoba implicó que el ejército entrara a la universidad, los estudiantes portaban armas) no como las tomas de hoy en día, que , de todas maneras deberían paralizar el normal funcionamiento de las actividades universitarias si queremos que la crisis no sea crónoica. Es cierto, como dijeron antes, comparar a los de la fuba con la patota de Alterini es pifiarle feo y mostrar una postura peligrosa, a mi modo de ver.
Mariana




Publicado por: Mariana a Mayo 20, 2006 08:48 PM

Agrego: perdón, me olvidé de enumerar y otra cosita: el otro día escuché al Chiche deciendo “A la universidad no se va a hacer política”, eso nada más.

Publicado por: Mariana a Mayo 20, 2006 08:58 PM


Al Sr./ Dr. o lo que fuese ¿ Qué quiere decir con que " y me parece que aqui´discutir es en vano"?

Publicado por: Manuel a Mayo 21, 2006 02:14 AM


GUERRA PARA DESTAPAR SU GUERRA ENCUBIERTA!
Estudiantes en acto

Publicado por: alejandro a Mayo 21, 2006 08:53 PM

Renunció Alterini a la candidatura

Buenos Aires (Télam).- Atilio Alterini, el decano de la Facultad de Derecho, anunció que retira su candidatura a ser el nuevo rector de la Universidad de Buenos Aires (UBA). "Renuncio para dejar de ser el argumento que usan los violentos" y para "contribuir a destrabar el conflicto de la universidad", dijo Alterini en declaraciones periodísticas.


Qué acto de hombría de bien ! ... un ejemplo para la universidad.

Ya en serio, un triunfo (muy pequeño y parcial) del movimiento estudiantil.

Saludos

Publicado por: Ariel a Mayo 24, 2006 10:53 AM
Haga un comentario