Cátedra Procesamiento de Datos.
  Inicio | Programa | Teóricos | Prácticos | Saber Más | ¿Quiénes Somos?

Subsecciones

Convenciones
¿Qué es un weblog
Cómo se usa el weblog. Manual del MT
Enlace externo Enlace externo
Abre el enlace en un popup Abre el enlace en un popup
Enviar un mail Enviar un mail
   

Buscador


Sitios Favoritos Enlace externo

Archivo

El Libro
Alejandro Piscitelli
ISBN: 8497840607
Gedisa - 2005
 
InternetPiscitelli10.jpg


powered.gif
Estás en: Inicio > Fichas de lectura de Prácticos > Ficha sobre Tomás Maldonado
Ficha sobre Tomás Maldonado
05.09.2005

Tomás Maldonado: Cuerpo humano y conocimiento digital, en Crítica de la razón informática.

1. Sobre Tomás Maldonado

Tomás Maldonado fue uno de esos argentinos brillantes que no fueron profetas en su tierra. Su carrera de artista y académico ha sido excepcional, pero casi enteramente realizada en Europa, adonde se fue a vivir cuando todavía era muy joven. Se formó en la escuela de Bellas Artes, y perteneció al grupo local de artistas que practicaban el arte concreto. Puede parecer extraño, pero a pesar de esta tendencia estética, Maldonado fue militante comunista… hasta que lo expulsaron del partido por intentar el cambio social a partir de las formas estéticas abstractas del arte concreto, rechazando los elementos tradicionales del arte social clásicos de los partidos de izquierda. En Europa Maldonado desplazó sus intereses artísticos hacia el diseño industrial, terreno en el cual hizo una gran carrera como docente, académico y pensador. Alemania para incorporarse al cuerpo docente de la Escuela de Diseño de Ulm, invitado por su fundador, Max Bill. Entre 1964 y 1966 fue rector de la Universidad de Ulm en Alemania y en 1971 se estableció en Italia y enseño en la Facultad de Arquitectura del Politécnico de Milán. Durante largos años trabajó en problemas teóricos vinculados a la filosofía, la semiótica y la teoría de la comunicación. Dentro de ese terreno, se interesó tempranamente por la filosofía de la tecnología, y en especial, por las relaciones que los hombres entablan con las máquinas. Es en ese contexto que puede ubicarse el libro Crítica de la razón informática, publicado en 1998 por la editorial Paidós, y originalmente por Feltrinelli en Milán en 1997, cuando el autor contaba con jóvenes setenta y cinco años. Tomás Maldonado, otro más de los profetas desterrados.

2. Sobre Cuerpo humano y conocimiento digital

En este capítulo, Tomás Maldonado aborda como problema analítico la relación entre cuerpo humano y tecnología. Para ello, adopta como objeto de estudio las tecnologías de diagnóstico médico por imágenes. Es decir, no son directamente estas tecnologías el principal interés de Maldonado, sino que lo son en la medida de que le sirven como excusa para analizar el modo en que las tecnologías han contribuido a una construcción sociohistórica del cuerpo humano, y especialmente para analizar cómo las tecnologías digitales intervienen en la construcción del cuerpo humano del presente. La pregunta desde donde parte el autor es si las digitales aportan una novedad a la configuración de los cuerpos y a su intercambio con el medio amiente, o por el contrario, si esta configuración no varía con el cambio tecnológico.

Su hipótesis es que la configuración del cuerpo varía en tanto existe una continuidad entre artificio y naturaleza. Para argumentar y desarrollar esta hipótesis Maldonado cuenta con una teoría del cuerpo basada en tres pilares: el cuerpo como híbrido entre naturaleza y técnica, el cuerpo como objeto de conocimiento, el cuerpo se artificializa progresivamente a medida que se completa o potencia progresivamente mediante prótesis de distintos tipos. Como antes dijimos, su análisis se desarrolla en base a un objeto empírico, el medical imaging, especialmente las técnicas digitales que conducen a una progresiva virtualización del cuerpo, por ejemplo, la cirugía virtual.

Este análisis le permite al autor establecer un conjunto de conclusiones sobre las relaciones entre cuerpo/real y técnica/virtual . Algunas de ellas:

• Lo virtual trae repercusiones sobre lo real
• La simulación o imagen de síntesis no es arbitraria, como la imagen analógica, sino que es una especie de gemelo del mundo real, presentando un alto grado de similitud
• Se revaloriza el sentido de la vista ante otros sentidos
• El espacio virtual y el espacio real son diferentes: el espacio virtual carece en la actualizad de riqueza perceptiva. Las experiencias en el espacio virtual no parecen ser directamente traducibles al espacio real.

3. Sugerencias de trabajo en clase o en casa

1. Como se desprende el párrafo anterior, el texto de Maldonado consta de una estructura clásica en las ciencias sociales. Todos los componentes de un texto científico se explicitan claramente. Les proponemos entonces identificar en el texto , ayudados por el resumen esbozado en el párrafo anterior, los fragmentos del texto donde se expongan:
a. el problema a tratar y preguntas punto de partida,
b. hipótesis ,
c. teorías explicitadas,
d. objetos empíricos analizados y
e. conclusiones

4. Trabajo a partir de un texto complementario

Identificar en el siguiente texto los conceptos que plantea Maldonado sobre artificialización del cuerpo, diferentes tipos de prótesis, primacía de la vista por sobre otros sentidos, relaciones real/virtual y otros.


***

Cirugía robótica (extractos) http://www.elementos.buap.mx/num58/htm/13.htm

Carlos Arroyo, Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición
Dr. Salvador Zubirán, Departamento de Urología. jcak1@yahoo.com.

Actualmente, los robots han sido integrados en diferentes campos, entre los que se encuentran la manufactura de automóviles, el manejo de materiales peligrosos para el hombre, e incluso nos sustituyen en viajes al espacio que implicarían un gran riesgo y serían demasiado prolongados para un ser vivo. Específicamente en medicina se han empleado diversas tecnologías robóticas que han facilitado el tratamiento de varios padecimientos.
Tal es el caso, por ejemplo, de la cirugía del ojo asistida por computadora, en la que se proporciona la información acerca de la geometría y características del globo ocular a un sistema computarizado, el cual guía los cortes a realizar para corregir las deficiencias visuales. Sin embargo, robots que tengan una inteligencia artificial semejante a la humana todavía no existen; es factible que en un futuro no tan lejano se diseñen robots con algo comparable a una conciencia y mente propias, que junto con una libertad de movimiento superior a la del hombre (gracias a los materiales con los que estén construidos), les van a permitir realizar actividades imposibles para nosotros o con una mejor eficiencia que la de los humanos. En la medicina esto suena atractivo a pesar de que hasta la fecha ninguna máquina cumple con lo anterior. En este ámbito, el cirujano robot correspondería a un manipulador controlado por computadora, capaz de percibir las partes del cuerpo humano y de mover los instrumentos quirúrgicos para efectuar una cirugía.
En la actualidad se clasifica a los robots como pasivos, cuando permiten ubicar y mantener en posición algunos instrumentos para facilitar al cirujano el procedimiento quirúrgico, y activos, cuando el robot mueve los instrumentos y realiza la cirugía. Dentro de estos últimos existe lo que se conoce como los sistemas maestro-esclavo, en los que el robot manipula los instrumentos, pero es el cirujano el que le indica al robot cómo hacerlo. De acuerdo con esta clasificación se han construido varios robots pasivos que permiten la realización de cirugías relativamente simples, como las biopsias estereotáxicas, en las que el neurocirujano alimenta las características del tumor a operar en un sistema computacional que controla un robot encargado de introducir la aguja para la toma de la muestra de tejido sospechoso. Entre los robots activos destaca uno creado por IBM, denominado Robodoc. Se trata de un sistema experimental que permite implantar una prótesis de cadera con mayor superficie para su fijación, en un perro. El primer robot del tipo activo utilizado en humanos es el Probot, creado por el Imperial College en Londres y que ayuda a realizar una resección de tejido benigno de la próstata; este robot incorpora en su punta un sistema de ultrasonido que le permite crear una imagen tridimensional de la próstata, así el cirujano selecciona qué partes del tejido debe cortar el Probot (Tabla I).
Robots de una nueva generación son los sistemas maestro-esclavo, que incluyen a los robots Da Vinci y Zeus. Estos sistemas permiten lo que conocemos como cirugía asistida por robot, en la cual el cirujano utiliza brazos mecánicos que repiten los movimientos que realiza en una consola. En la consola computarizada se tiene un visor que transmite la imagen que es captada por la cámara laparoscópica ubicada en uno de los brazos mecánicos. El sistema consta de un conjunto de manivelas que se adaptan al dedo pulgar e índice del cirujano, con los cuales controla el movimiento de los brazos mecánicos. Los brazos mecánicos son tres, uno para sostener la cámara laparoscópica, y otros dos que manipulan los instrumentos quirúrgicos (tijeras, pinzas, electrocauterios, porta-agujas, etcétera). Una característica importante de estos instrumentos es su libertad de movimiento en seis y siete diferentes ángulos, que intenta emular los arcos de movimiento efectuados por la articulación de la muñeca humana. Esto es un gran avance si consideramos que toda la cirugía laparoscópica tiene como limitante que los movimientos se realizan sin poder flexionar los instrumentos, siendo el cirujano el que se adapta a estas restricciones durante la cirugía.
En lo que respecta al desarrollo de los robots, en un futuro próximo se diseñarán instrumentos que puedan flexionarse en un mayor número de ángulos, lo que implica una mayor libertad de movimiento durante la cirugía y superar incluso los movimientos restringidos de la mano del hombre. También habrá una tendencia a disminuir el tamaño de los brazos robóticos, al punto de que probablemente se llegue al nivel de unas pequeñas “arañas robóticas”. Por otra parte, para detectar los movimientos de las manos del cirujano podrían usarse guantes con sensores y si se aunara un visor que transmitiera una imagen interior del paciente, se llevaría a cabo una cirugía en una realidad virtual, con el cirujano trabajando con las manos en el aire y pequeños robots realizando los procedimientos quirúrgicos en el cuerpo del paciente.

5. Planteen ejemplos más cotidianos del diagnóstico por imágenes donde se puedan verificar los conceptos desarrollados por Maldonado.
¿Al análisis de qué otros ámbitos de la vida cotidiana ( por ejemplo educación, comunicación, política, arte) podrían también aplicarlos? Tomen un ejemplo y desarróllenlo desde su propio punto de vista.

Gabriela Sued

Publicado por Carolina el Septiembre 5, 2005 02:50 PM
Comentarios

quiero
saber instrumentos creado por el hombre por ejemplo brujula

Publicado por: cecilia a Marzo 30, 2006 07:33 PM

solo queria ver los instrumentos que se utilisa en las operaciones

Publicado por: marivel a Junio 13, 2006 03:48 PM

que buen escritor

Publicado por: Ruben a Mayo 8, 2007 01:56 PM

a demas creo que tenia una imaginacion virtual para ver las cosas, y eso es magnifico.

Publicado por: Ruben Mira a Mayo 8, 2007 01:58 PM

me parece que estos criticos son los que contaminaron el arte con sus supuestas teorias

Publicado por: tomas a Octubre 23, 2007 04:11 PM
Haga un comentario