Cátedra Procesamiento de Datos.
  Inicio | Programa | Teóricos | Prácticos | Saber Más | ¿Quiénes Somos?

Subsecciones

Convenciones
¿Qué es un weblog
Cómo se usa el weblog. Manual del MT
Enlace externo Enlace externo
Abre el enlace en un popup Abre el enlace en un popup
Enviar un mail Enviar un mail
   

Buscador


Sitios Favoritos Enlace externo

Archivo

El Libro
Alejandro Piscitelli
ISBN: 8497840607
Gedisa - 2005
 
InternetPiscitelli10.jpg


powered.gif
Estás en: Inicio > Herramientas > Releyendo a Burbules y Callister
Releyendo a Burbules y Callister
29.05.2004

tecnoeducacion.jpg

Nos quejamos permanentemente del desfasaje que existe entre la complejidad de los procesos y las dinámicas teno-culturales y del simplismo de nuestras categorías y conceptos. No se trata de una letanía inútil. Es precisamente este desfasaje el que impone restricciones en nuestras políticas, distrae energías y recursos de donde generarían auténticos cambios, y genera desazón e impotencia. Por suerte cada tanto alguna innovación institucional, practica emergente, obra o investigación hace corto-cicuito al pensamiento instituido y libera energías instituyentes.

Fue el caso en el terreno de las tecnologías del aprendizaje de la aparición a principios del año 2000 de la obra-insignia de Nicholas C. Burbules, profesor de Estudios de Política Educacional en la Universidad de Illinois Urbana-Champaign y de Thomas A Callister (jr) jefe del departamento de educación del Whitman College en Washington, Educación: Riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información (Buenos Aires, Granica, 2001). A la vista de las ricas discusiones vividas en el weblog de educ.ar dedicado a Las Nuevas Tecnologías y la Educación nos pareció pertinente reelerlo y abrir un nuevo frente de discusión.

Y además como estos temas son los que vivimos a diario en la práctica de esta cátedra, quisimos compartirlos con loa alumnos de la UBA, con quien estamos diseñando conocimiento al hacer.

Esperamos reacciones y comentarios

La nota de referencia

Publicado por Piscitelli el Mayo 29, 2004 06:50 AM | TrackBack
Comentarios

¿Cuánto ¨corto-circuito¨ produce? Me parece más bien que esos pequeños ¨corto-circuitos¨ son más de una vez formas de ¨calmar a las masas¨ diciendoles ¨ven... ahí en ese pueblito del fin del mundo pusimos una computadora¨. Pero ese pueblito del fin del mundo vive a garrafa. le importa acaso tener una computadora si no terminó el secundario?
Y si por casualidad existe alguna ¨innovación institucional¨, ya vendrán varios a tratar de que las cosas sigan por su curso ¨original¨.
Es una visión poco positiva la mia... pero una visión de esta Argentina al fin.
No hay que negar, no obstante, que existen fuerzas que cada tanto y por una convinación exacta de factores, realizan un gran y evidente cambio en el pensamiento instituído.
Habrá que esperar entonces...

Publicado por: Maia a Mayo 31, 2004 07:12 PM

El Ministerio de Educación de la Nación beneficia a Microsoft en una licitación

Lo asegura la Fundación Vía Libre. Afirma que la licitación fue “llevada a cabo sin el estudio previo necesario, sin planificación pedagógica adecuada, y beneficiando indebidamente a un proveedor específico, repitiendo así el patrón de experiencias ya falladas”. La respuesta al requerimiento de información del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación a Vía Libre confirma que el proceso favoreció a esa compañía transnacional, por la arquitectura de los equipos solicitados y el sistema operativo con que deberán operar los ordenadores.

no hace falta opinar

Publicado por: a.frontera a Junio 1, 2004 10:00 AM

Se puede pensar, como los hacen los autores, que a partir del nacimiento de las maquinas y de su hibridación con los procesos educacionales, se esta generando una reformulación del significado y un fin de las practicas educativas tradicionales. Sin embargo, esos “corto circuitos” no dejan de ser, tal cual opinaron en un posteo anterior, modos de alivianar las desigualdades reales que genera el sistema en el cual vivimos. Además, ¿qué importancia puede tener la introducción de un avance tecnológico en un modelo ya establecido si los alumnos/usuarios no tiene para comer o para calentarse en pleno invierno?.
Por esto, la incorporación de la computadora y de Internet en los procesos educativos, no deja de ser parcial y una forma de seguir cubriendo la realidad con el velo de la “igualdad y la equidad social”.

Publicado por: Florencia Gaudenzi a Junio 3, 2004 01:02 PM

Me parece difícil elaborar una postura alrededor del tema "tecnología y educación". Coincido con que la introducción de tecnología lleva consigo consecuencias positivas y negativas, muchas de ellas impredecibles en el momento de su introducción y que colocándonos desde un lado u otro del tipo de consecuencias, nuestra postura puede diferir. Creo que es necesario y positivo adecuarnos a los avances tecnológicos pues no podemos vivir en desfasaje con éstos, pero el problema es que no todos gozamos de la introducción de estos avances. Hay zonas marginales de nuestro país que no cuentan con tecnología no sólo en la educación sino en su práctica cotidiana. Por otro lado como dijo una compañera, es irrisorio que esta gente se esté preocupando por la introducción de tecnología cuando en realidad tienen necesidades básicas insatisfechas y que nosotros podríamos colaborar en satisfacerlas, sin hablar de que es una de las funciones del estado.
La tecnología en la educación puede funcionar como una buena herramienta pero depende del uso que haga el educador de ésta.

Publicado por: Fátima Martínez Burzaco a Junio 7, 2004 12:13 AM

INTERNET¿ Tecnología para aprender o una traba más para acceder a la educación?
Creo que nos cuesta entender la imbricación entre tecnología y educación porque es casi imposible para todos , por la situación actual de nuestro país, acceder a la tecnología como una herramienta para materializar nuestro aprendizaje. Si nos basamos en el hecho de que solo el diez por ciento de las escuelas argentinas esta conectada a Internet y, en su mayoría es para el uso de la Dirección del colegio y, que en nuestra propia facultad, a diferencia de otras sedes de la UBA, tampoco nos provee de acceso a Internet y, para poder hacer los ejercicios prácticos en los prácticos de esta materia tenemos que al ciber de al lado, lo cual desgraciadamente se traduce en un gasto más.
Digo desgraciadamente, porque debido a la coyuntura económica en ves de pensar cuanto voy a aprender se nos superpone cuanto voy a gastar.De esta manera lo negativo de la tecnología aflora
Internet se ha vuelto indispensable en nuestro ámbito académico, hasta el punto en que si no contamos con ella nos quedamos fuera de toda la dinámica universitaria: De contactarnos con nuestros compañeros y profesores, pasando por postear en el weblog, hasta la más reciente noticia : La inscripción a las materias de ahora en más, va a ser por internet.
Ahora yo me pregunto: ¿Es posible para una persona de bajos recursos acceder a la educación universitaria?
Espero que no se mal interprete lo que estoy diciendo, creo que es absolutamente positivo tener otro canal de contacto para favorecer la interacción con los profesores y nuestros compañeros pero, desgraciadamente, a la hora de estudiar en los apuntes que están en Internet la situación se complica porque hay que buscarlos, bajarlos, imprimirlos y, aunque esto es una comodidad para unos, para otros es una complicación que se traduce en una imposibilidad económica
Es por eso que, si bien, Internet por un lado nos permite participar y estar cada vez más cerca entre nosotros por otra parte, esta segmentando y excluyendo a un montón de potenciales estudiantes universitarios.
Es fundamental adecuarnos a las nuevas tecnologías pero, lo que las proveen, no se adecuan a la situación socioeconómica de sus clientes .
Si no nos subimos a este colectivo que es Internet –con lo positivo y negativo que tiene - si no cumplimos con los planes de las materias y, de la carrera, tampoco vamos a poder cumplir con nuestras propios planes de aprender y progresar.

Publicado por: Maria Guadalupe Morales Sosa a Junio 8, 2004 10:06 PM

A mi criterio es cierto lo que argumentan Burbules y Callister.
El hombre tiende a separarse de la tecnología. La utiliza para vivir diariamente y sólo en ausencia de la misma se percata de que es un todo con la tecnología. Por ejemplo, cuando no disponemos de energía eléctrica nos parece que nuestras vidas no tienen sentido alguno. También sería casi imposible que hoy decidiéramos ya no leer y escribir más. Todas estas tecnologías nos rodean y han cambiado nuestras vidas. Y las siguen modificando cada día.
Con respecto a la polémica sobre la “alianza” educación-tecnología considero importante lo que los autores mencionan acerca de rever en el pasado qué se hizo mal y terminar con los binarismos y las luchas Hombre vs. Máquina. La tecnología está aquí y lo positivo consiste en pensar la mejor forma de introducirla a nuestras vidas, incluido nuestro ámbito educacional. Es una oportunidad o una desventaja, una necesidad, una dependencia... La tecnología es una realidad.
Creo que con el paso del tiempo se dejarán de lado los prejuicios y las ideas vacuas sobre las tecnologías y se descubrirá el verdadero sentido de unir tecnologías con educación. Aunque, ¿no pasó ya su boda de platino el matrimonio escuela-escritura?

Publicado por: Romina Gret a Junio 10, 2004 11:39 PM
Haga un comentario