Cátedra Procesamiento de Datos.
  Inicio | Programa | Teóricos | Prácticos | Saber Más | ¿Quiénes Somos?

Subsecciones

Convenciones
¿Qué es un weblog
Cómo se usa el weblog. Manual del MT
Enlace externo Enlace externo
Abre el enlace en un popup Abre el enlace en un popup
Enviar un mail Enviar un mail
   

Buscador


Sitios Favoritos Enlace externo

Archivo

El Libro
Alejandro Piscitelli
ISBN: 8497840607
Gedisa - 2005
 
InternetPiscitelli10.jpg


powered.gif
Estás en: Inicio > Proyectos > Periodismo Digital en Tucumán
Periodismo Digital en Tucumán
17.09.2003

UNSTA.jpg

Introito

Otra vez, otro madrugón, un viaje (tanto a la ida como a la vuelta en un avion suspendido en el cielo) impecable. El remisero en el aeropuerto. El comité de recepción en el hotel centrico y apropiado. Las dos o tres cuadras que separaban el cuarto de la clase y nuevamente a desgranar ideas y motivaciones, sugerencias y matices, propuestas e invitación al dialogo y sobretodo a la publicación.

Porque estuve un poco mas de 30 horas en Tucumán ,en carácter de docente de la materia Periodismo Digital/Internet de la Maestría de Periodismo organizada por la UNSTA. Y fueron mis anfitriones el director Carlos Paez de la Torre y la coordinadora Gabriela Lo Giudice, quien vivió en USA durante 8 años, que es feliz mama, y que ahora tiene un poco olvidada la arquitectura de paredes y de oficios, pero que dedica todo su empeño a hacer funcionar enes emprendimiento pedagógico.

Y por una vez la infraestructura estuvo exactamente a tono de lo requerido. Como que el seminario tuvo lugar en las instalaciones de La Gazeta en pleno microcentro de la Capital en Mendoza al 600.

Fue tan vertiginoso el ritmo, y esta vez mi garganta quedo mocha porque tuve que hablar -casi sin para- cerca de 12 horas, y nada de ejercicio ni jueguitos, que no vi absolutamente nada.

A excepción de sendos cafés que tome en al esquina del hotel. En el muy bonito Cafecrema y un par de buenas comidas en el restaurante que la universidad le tiene reservado a sus docentes, en diagonal con el hotel del otro lado de la plaza principal, la buena Parrilla del Centro...

Y aunque no había mucho visible por hacer, me perdí el equivalente de casa FOA que inauguro el viernes, como así también la tremenda paliza que Los Pumas le dieron al seleccionado tucumano por mas de 70 tantos de diferencia que terminó con la rotura de los ligamentos del capitan Martin Sansot, en un partido que se jugo de noche, porque el calor de día es infernal y donde mas de 15.000 tucumanos seguramente deploraron la distancia entre los contrincantes.

Dándole al periopdismo digital

Hacia mucho que no daba cursos de periodismo digital -aunque hacerlo es cosa de todos los días y sino preguntenle a Raúl. En realidad di pocos en todo el periodo álgido de las punto.com. Uno en Mar del Plata cuando todo esto empezó en noviembre de 1995, otro en Neuquen en marzo de 1998 problemente, otro en Panamá en Mayo del 2000 y alguna charla suelta en alguna reunión.

Fue por esto que este desafío sirvió para que refolcirgara en viejos textos y también para que me anoticiara de algunas novedades o realidades mas o menso concretas.

Me ayudaron en esta tarea un par de textos realmente interesantes La escritura digital de Javier Diaz Noci y otro mas global La red es nuestra. El periódico telemático, la revista enlinea, la radio digital y el libroweb cambiarán las formas de comunicación social de José Manuel de Pablos. Ademas de una seguidilla de papers que se pueden encontrar en la red -retomados en el programa- y que resultan buenos marcadores en un momento en donde la euforia y la alegría se destacaron por su ausencia.

Como era obvio y visto a 8 años de retroactividad la mayoría de las cosas que se imaginaron (nos imaginamos) y prometieron (prometimos) a mediados de los 90 no se han producido ni tienen vistas de ocurrir en lo inmediato.

Por supuesto que no muto el periódico de papel, por supuesto que la web es mucho menos masiva de lo que Negroponte imaginaba entonces en 1995, por supuesto que la idea de financiar estos emprendimientos con publicidad se ha ido al cielo del olvido, por supuesto que los formatos masivos multimediales están todavía por verse, por supuesto que los nuevos géneros narrativos y la panoplia de dispositivos que supuestamente encapsularian los átomos de información de conocimiento en formatos de los mas diversos siguen siendo info-ficcion.

En el interin pasaron 3 o 4 cosas por las que muchos no apostaban fuerte, y que dieron mas de un batacazo, aunque no necesariamente en las direcciones mas interesantes, para los usuarios y para los consumidores.

Lo que no fue, lo que es, ¿y lo que será?

Lo mas llamativo -que hace hace una año atrás se creia un delirio- fue el cobro por contenidos y el cierre -vía las suscripciones- de diarios de primera marca que indican une tendencia probablemente irreversible y que están convirtiendo a la topología curva y lisa de la red en un verdadero gruyere.

Nos referimos a la obligación de estar suscripto a El País o La Vanguardia Digital (próximamente seguira ese camino probablemente el diario El Mundo de España- para poder acceder a sus preciosos contenidos.

Sin ignorar la legitimidad de cobrar por los contenidos, lo que aquí esta en tela de juicio no es tanto la estrategia de los medios para recuperar sus gastos e inversiones, sino la incapacidad tanto de las empresas como por parte de los consumidores de imaginar otras formas financiacion de los contenidos que no sea la venta directa por suscripción.

Después de todo nadie imaginaria en el mundo real que el costo físico del ejemplar financiara su costo de producción. Pero al no existir la publicidad que vende compradores a los productos el peso pasa a caer del lado de los lectores, lo que es probablemente no tanto un absurdo cuanto una fuente de futuras inequitativades.

Después de todo bien nos enseño Lawrence Lessig que una de las restricciones al uso los bienes esta dado por el precio -dime cuanto puedes pagar y te dire quien eres, y muchas veces no hara falta levantar muros para mostrar que este mundo no es el de los demas. Pagar en euros es un imposible para los argentinos y en general para muchos tercermundistas. De ahora en mas nuestra capacidad de estar informados esta herida gravemente y de seguir esta tendencia mayoritariamente, lo que una vez fue la opinión publica se convertirá en la opinión privatizada (como teme Carl Sunstein pero por otras razones).

La multimedialidad que nunca llega

Una segunda novedad ha sido la difícil mediamorfosis de los diarios on-line en auténticos vehículos multimedia. No es que no se haya mejorado enormemente en la comprensión de las especificidad del formato. Los ya viejos estadios de Jakob Nielsen acerca de la usabilidad en los medios digitales mostraron mejoras obligadas en los diarios digitales que pueden comprobarse -como hicimos durante el dictado de las clases en Tucuman la semana pasada- comparando paginas del diario Clarín de 1997 (no existen antecedentes de 1996) con las actuales.

Pero aun así -y no obstante el crecimiento sin pausa pero tampoco sin prisa- la multimedialidad esta años luz de ser una constante en los diarios en la web. Claro hay excepciones que no casualmente parecen premiadas por la ONA como los dos celebres casos del juego de la mentiras en Enron (Play the Enron Blame Game! Who destroyed America's seventh-largest company? Point the finger at your favorite culprit. de David Plotz) o de ocupar el lugar del escrudiñador de bolsos de mano en los aeropuertos que le brindo un galardón a MSNBC.

En cambio una novedad saliente -imposible de prever en 1996 pero también en el 2000- fue la proliferación incesante de weblogs adosados al cuerpo de las paginas oficiales web de gran parte de los diarios importantes del mundo.

Una vez mas lo importante -como bien dice Javier Diaz Noci- no es la inevitabilidad de la tecnología sino la sutil, profunda y probablemente -irreversible- mutación que los diarios están experimentando como resultado de la construcción de un lector post-textual (aunque todavia pre-multimedial) que ha modificado de cuajo el tipo de material que quiere leer en linea (y casi siempre correlativamente imprimir) y que implica un avance importante en el proceso de modificar la estructura de irradiación del diario tradicional (basada en la metáfora de la clase o de la conferencia magistral) en dirección de una conversación a múltiples voces como puede comprobarse en los weblogs.

No menos importante es una tendencia avizorada hace mucho hacia la colaboración activa del autor y del lector no tanto en la agenda setting cuanto en la corrección, orientación, testeo y reconfiguración del material publicado (especialmente en lo que hace al periodismo de investigación).

Quizás un testimonio excepcional en esta dirección sea precisamente el libro en gateras del celebrado reportero del Silicon Valley Journal. Dan Gillmor que en su e-journsal le ha pedido a los lectores que colaboren activamente con ejemplos, ilustraciones, comentarios detalles al desarrollo de su libro .

El autor ha prometido recompensar con narcisistas menciones las contribuciones pero en el paneo general de contenidos muestra varios puntos adicionales que sitúan con precisión en donde estamos parados hoy respecto del periodismo digital, cuanto de lo prometido antaño se cumplió y cuanto no ha visto la luz y difícilmente la vea en el futuro inmediato.

E la nave va.

Publicado por Piscitelli el Septiembre 17, 2003 09:06 AM | TrackBack
Comentarios

Les estaria muy agradecida si pudieran facilitarme un correo electronico de Maria Gabriela lo Giudice.( figura en esta nota del dia 17/9/2003 desde muchas gracias.

Publicado por: marcela da silva a Marzo 22, 2006 10:08 PM
Haga un comentario